RINCÓN DE SECA

Hermandad de “Nuestra Señora del Carmen” de Rincón de Seca

Antonio Castaño López

Persona de contacto

610767782

Teléfono de contacto

auroroscarmelitas@gmail.com

Email de contacto

La Campana de Auroros de Ntra. Sra. del Carmen” de Rincón de Seca fue creada en el mes de febrero de 1890 cuando un grupo de huertanos devotos de la Virgen del Carmen decidieron dar forma y poner por escrito los primeros estatutos. Para atender a los gastos de la hermandad en misas en sufragio de las almas de los asociados, funciones de Iglesia, fiestas de la Virgen, contribuciones a obras de la parroquia, novenarios, adquisición de útiles, etc., era menester conseguir fondos, por ello se crea una lista de asociados del pueblo llamados: hermanos de tarja”, totalmente diferenciados de los hermanos cantores que son los que forman los coros para el canto. Se tiene conocimiento de que en los primeros estatutos se establece la cuota de ocho reales por año y familia que lo aceptara pues, la inscripción era voluntaria. Consta en el balance de cuentas del primer año que se recaudaron por este concepto 200 reales que se entregan al tesorero para acometer los gastos, con la condición de que si faltara los pondría de su bolsillo hasta que hubiese fondos para reembolsarlos. Había diferentes formas de la recogida de ayudas como limosna del panizo” y limosna de la seda” que consistía en la recogida casa por casa de dicho fruto que una vez desgranado por los hermanos y sus familias era vendido a beneficio de la hermandad. Forma parecida en el asunto de la seda. La simiente del gusano era adquirida por la hermandad que la entregaba a los vecinos del pueblo para su crianza, al término del ciclo se recogía el capillo y su venta suponía importantes ingresos. Se tenía asimismo por costumbre adquirir pollos pequeños para su distribución y engorde entre algunos vecinos, habida cuenta del carácter altruista de vecinos y hermanos de la Aurora. Estos menesteres suponían una buena fuente de ingresos para el desarrollo de todas las actividades que la hermandad programaba durante todo el año. Con el carácter de limosna extraordinaria se establece una vez incorporada la rondalla a la hermandad, la pedida de Año Nuevo, pues al haber varias hermandades por aquellos tiempos, se asigna a cada una un día especial para la pedida de Navidad con la Salve y las coplas de aguilando”. Se salía por las casas de los vecinos para recaudar fondos para la parroquia y para la hermandad. También había costumbre de sacar una pequeña imagen por las casas de la huerta solicitando a los vecinos esas ayudas que se otorgaban de buen grado. En la actualidad, con verdadera pena algunas de estas costumbres desaparecen quedando como fuente de ingreso las cuotas de las tarjas” y las ayudas de organismos e instituciones excesivamente ajustadas, estas la más de las veces, lo que les obliga a estirar milagrosamente los escasos fondos suplementando con una buena dosis de ingenio, loterías, sacrificio y enorme ilusión la parvedad de las ayudas. En 1905, entre otros acuerdos y preceptos se crea el cargo de cabeza de cuadrilla” como primero de los hermanos encargado de cumplir y hacer cumplir los estatutos, representar a la hermandad y cumplimentar los acuerdos de las juntas. Entre 1927 y 1935, pasa a denominarse presidente, tras el paréntesis de la Guerra Civil, en 1951 se denomina hermano mayor. En 1905, se acuerda modificar el sistema de contabilidad pasando de contar en reales y céntimos a contar en pesetas y céntimos. En 1907, se acuerda que cuando un hermano fallezca se le facilite a la familia una libra de cera para el alumbrado del cadáver y asistir al entierro con una docena de luces y el estandarte, así como encargar en la iglesia parroquial cuatro misas por su eterno descanso. Los hermanos de tarja son aquellos que sin participar en el coro ayudan con su aportación económica al mantenimiento del culto y conservación de la imagen de la Virgen.